11.6.20

Educar y crianza en positivo

Que enseñar y educar es difícil es algo bien sabido por todos. De hecho, lo fácil es hacer o que hacen algunos que dejan a sus hijos hacer lo que les dé la gana, o que por ejemplo, en un restaurante, corran entre las mesas, atropellen al camarero, griten, salten y que molesten al de al lado mientras ellos se relajan. Eso es muy cómodo pero, ¿Es positivo a la larga? Probablemente la respuesta sea un gran y rotundo NO. ¿Entonces, debemos ser unos padres inflexibles que hagan del grito y la regañina, e incluso el castigo, su mejor arma de defensa y de instrucción? Ya os digo también que, a la larga, esto no resulta nada beneficioso para el niño. Así que de nuevo un gran y rotundo NO. ¿Entonces? ¿Cómo lo hacemos?. Ya os digo que no es fácil, pero la clave pasa por aplicar la educación y crianza en positivo.

Los padres somos los responsables de educar y criar a nuestros hijos. De guiarlos en la vida y transmitirles valores que le serán muy útiles de cara a un futuro en la que tengan que enfrentarse al mundo solos y como adultos. De lo que hagamos en sus primeros años de vida depende todo. En serio, el niño sí se entera, lo entiende todo, y es muy importante que desde el principio le transmitamos amor, mucho amor, pero también valores y normas. Para abordar hoy el tema de la crianza en positivo (que daría para varios episodios) vamos a hablar en este post de las consecuencias positivas y las consecuencias negativas. Seguramente, si estáis aquí es porque os interesan asuntos de maternidad y, por ende, seguro que buscáis mucha información al respecto y estaréis al tanto. Por ello, es probable que esto de las consecuencias ya os suene e, incluso, que las apliquéis en vuestro día a día. Por resumirlo, es el tema de las caritas tristes o caritas alegres (hay versiones, pero este resulta muy efectivo).

La idea es la siguiente. Hay que establecer primeramente las denominadas "Normas de casa". Lo ideal es hacerlo con el niño al lado. De esta forma, podemos explicarle lo que significa cada cosa. Cuáles son las normas. Posteriormente, dibujaremos una tabla con espacios en blanco para calificar al niño con caritas alegres o tristes. A continuación, pactaremos con el niño qué consecuencias positivas y qué consecuencias negativas habrá. Por ejemplo, si una de las normas de casa es "Hacer caso a papá y a mamá" y el niño, durante el día, incumple esa norma, a pesar de haberle advertido que lo está haciendo, y reitera en ese comportamiento, dibujaremos una carita triste. Si hay 3 caritas tristes, esto equivaldrá a, por ejemplo, quedarse sin un juguete durante un día (es lo que pactaremos previamente con el niño). Sin embargo, si el niño hace algo que sea digno de una carita sonriente, estaremos veloces para dibujarla (y es que hay que reforzar también mucho las buenas actitudes del niño). Cuando ya tenga 3 caritas sonrientes, la recompensa será por ejemplo dar un paseo en bici.

Con todo, el niño irá aprendiendo qué puede hacer y qué no puede hacer. Debe haber límites en casa (y en la calle), pero tenemos que reforzar las actitudes positivas también. Enfocarnos en ellas. No sólo estar pendiente de qué hace el niño mal. Poco a poco esto será positivo para el niño y también para nosotros como padres.

¿Habíais oído hablar de la crianza en positivo? ¿Conocíais esto de las consecuencias positivas y negativas?


Imagen de Freepik.com

22.1.20

Pin parental, pero eso ¿Qué es?

Como dicen por mi tierra, “más perdida que el barco del arroz”. Creo que desde mi desconocimiento, incluso de qué partido defiende qué, soy la persona idónea para escribir unas líneas acerca de este asunto tan polémico estos días y en boca de todos. No paro de escucharlo, pin parental por aquí y por allá, pero nadie explica realmente qué es. La verdad, pienso que es uno de estos temas para desviar la atención mediática, y del pueblo, de otros asuntos más importantes que hay hoy día y en nuestra actualidad nacional. Sin embargo, puestos a opinar... Desde mi punto de vista, sí para cualquier chorrada hay quienes defienden que los padres tienen qué decidir si sus hijos pueden o no acudir a clases de religión, que incluso crucifijos u otros signos religiosos molestan porque estamos todos más papistas que el Papa, pues digo yo que también habrá que preguntar a los padres en qué cosas se le puede adoctrinar a su hijo y en cuáles no.

Personalmente, como madre, confío en el colegio de mis hijos. Sé las materias que le enseñan, pero una vez dentro no sé qué van a meterle en la cabeza y qué no. Pienso que ellos van allí a enseñarle lo que yo no puedo, aprender a leer y comprender, matemáticas, geografía, inglés... Hay una parte importante en el desarrollo de la persona de mis hijos que me tocará a mí. Desde que nacieron, en casa le enseñamos, le educamos, le guiamos... La verdad, creo que es lo que tenemos que hacer los padres, al igual que alimentarlos, bañarlos, cuidar de que todas sus necesidades estén cubiertas...

Para mí es muy importante educarlos en valores. Igualmente, creo que hay aspectos que deben tomarse en serio en el colegio para transmitirle a los niños, pues estoy segura de que hay hogares donde éstos no se tratan. Por ejemplo, ante el aumento de las violaciones a menores tengo claro que hay un problema de base que surge en la falta de educación sexual a los menores desde términos de igualdad. Asimismo, se debe al acceso que los niños tienen a las nuevas tecnologías sin control parental que hacen que accedan a contenidos que no son aptos para su edad. Además, existe un “maltrato” hacia la figura de la mujer en el porno que creo que también tendría que regularse de algún modo. Un porno que por otra parte ven los niños (a edades cada vez más tempranas) sin que estén preparados para ver ese contenido y sin que nadie les explique que eso no es la realidad. Con todo, en las aulas es necesario formar en valores de igualdad, educación... También lo es formar en materia financiera. Son niños que se harán adultos y saldrán al mundo sin saber leer una nómina, hacer la declaración de la renta, administrar sus finanzas... Son aspectos muy necesarios. Y así con cientos de asuntos. ¿Que si el colegio debe pedirme permiso a mi como madre para educarlos en estos asuntos? Pues mira, ni sí ni no. Pero debe haber una lógica, si me piden mi consentimiento para si dará religión o ética o como se llame ahora, pues no pasa nada por preguntar por el resto de cosas, como si quiero que salga en redes sociales, o si quiero que vaya a una excursión a un museo... Lo que me parece fatal es politizar con nuestros hijos. Así como adoctrinarlos en temas más delicados, como lo que se ha demostrado que ocurre en Cataluña con el independentismo. En relación a esto, si a mi niño quieren empezar a meterles ideas en la cabeza de que nuestra comunidad autónoma es una nación independiente de España, pues mira, ahí como que no estoy de acuerdo.
Con todo, mi opinión es que dejen a los niños tranquilos, que sean niños, que aprendan lo máximo posible de manera divertida y que disfruten su infancia que es sólo una y se pasa rápido.
Los políticos que politicen pero no con nuestros niños.
Y nosotros, no le sigamos el juego. Conmigo que no cuenten para debatir tonterías. Y que sean coherentes. O preguntamos por todo o no preguntamos por nada. O respetamos el derecho a elegir para todo o no. Pero desde mi punto de vista, hoy día, se defienden cosas contradictorias. Así que a mí ni pin ni pon, ni lo contrario

13.9.18

Montessori, Waldorf... ¡Qué lío!

Desde hace unos años, parecen haberse puesto de moda escuelas alternativas que siguen métodos como los de Montessori o Waldorf, pero, ¿Sabemos en qué consisten? ¿Cuáles son mejores? Para mí es un lío. Creo que nos bombardean con esto, con lo otro y no sabemos qué va a ser lo mejor para nuestros hijos.

Waldorf. Según el método Waldorf hay que ver qué potencial hay en el ser humano y qué puede desarrollarse en él. Así, un niño puede relacionar su aprendizaje con sus propias experiencias. Sus capacidades se despliegan en tres etapas de desarrollo: primaria infancia, niñez, adolescencia hasta llegar a ser un adulto.

En mi opinión, el método Montessori es bastante similar. Éste consiste en que la inteligencia del niño se desarrolla mediante un trabajo libre con material especializado. Así, el método Montessori estimula al pequeño con materiales simples dejando al niño que aprenda solo.

¿Conocéis alguno de estos métodos? ¿Los aplicáis? ¿Cuál recomendáis?


Imagen https://www.zendalibros.com




8.2.17

Kiabi piensa en los niños con alguna discapacidad 'Les Loups Bleus'

Como os comento en mi otro blog también, Kiabi ha lanzado una nueva colección adaptada a los niños con alguna discapacidad para que sus padres puedan vestirlos más fácilmente. Me parece una nueva iniciativa, sobre todo, teniendo en cuenta que esta marca francesa tiene precios bastante asequibles. Así que sólo por eso se merecía compartirlo con vosotras. La colección se llama 'Les loups bleus'




29.10.16

Dos años

Escribo esta entrada para actualizar, pues el Señor Bebé ya tiene dos años y, ahora me doy cuenta que, en un año no he podido actualizar este blog. Es increíble lo rápido que pasa el tiempo desde que está él y cómo el reloj ha pasado a tener menos horas. Apenas me da tiempo a nada, así que este blog se ha quedado aparcado temporalmente. Sin embargo, espero pronto poder retomarlo con fuerza y publicar como es debido. ¡Tengo mucho que contaros por aquí!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...