31.12.14

Se marcha el mejor año de mi vida... ¡Feliz 2015!

Parece mentira cómo medimos la vida. Me viene a la mente la frase de que todo depende del prisma con el que se mire. Para mí, 2014, el año que hoy acaba, ha sido el mejor de mi vida. Y lo ha sido porque a finales de octubre nació mi hijo, el Señor Bebé. Sólo por eso, este año quedará marcado como el más feliz e importante de mi existencia. El resto del tiempo han sido duros meses de espera, en el que no me he encontrado bien.

El embarazo no le sentó bien a mi cuerpo, a pesar de que mi alma estaba más que ilusionada. Los primeros meses tuve que estar encamada, y no porque hubiera algún problema con el Señor Bebé, -por suerte, él siempre ha estado estupendamente bien- sino porque yo casi no me tenía en pie. Vómitos, vértigos, mareos, hipotensión, malestar... síntomas que me postraron en la cama, y que meses más tarde aprendí a sobrellevar a la vez que se sumaban nuevos como ciática, insomnio... Todo un repertorio que soportaba con alegría -la cual se incrementaba cada vez que tenía una cita para ver a mi pequeño en una ecografía- pero en el que también he sentido miedos, y estrés, sobre todo al pensar en el trabajo -pues desde el principio he querido acudir cada día, pero desde el segundo mes no pudo ser-. Así, a pesar de que la mayor parte del año ha sido complicada, es increíble como un acontecimiento como supone tener un hijo lo acapara todo y transforma una vida. De hecho, no recuerdo mi vida sin él, aunque sé que hace dos meses que llegó a ella. Sé que quienes hayáis tenido hijos sabéis de lo que hablo. Es una sensación extraña. Parece que él lleva conmigo desde siempre, y a la vez lo siento como nuevo. Cada vez que lo miro me sigo asombrando, aún no me creo que de verdad haya pasado, que sea real, que esté conmigo, que lo tenga. Me parece mentira. Lo he deseado tanto, durante tantos años, he tenido tanto miedo, he sufrido tanto, que me parece increíble, irreal, un sueño. Un sueño del que espero no despertarme nunca y vivir junto a él, mi pequeño, mi tesoro, mi angelito. Mi niño. Ese pequeñín que ha hecho que este año tenga el titular de "el mejor de mi vida" y junto al que, 2015 seguirá siendo uno de los mejores, pues cada instante a su lado es irrepetible y mágico. Así que, para terminar este año sólo puedo dar las GRACIAS con mayúsculas. Gracias a la vida, y gracias a quienes me la dieron a mi, y que durante estos 9 meses de espera me han ayudado día tras día, me han dado de comer, me han acompañado al baño, a la ducha, a los miles de médicos que he tenido, jamás podré agradecer todo lo que día a día hacéis por mí. Y gracias también por seguir ahí, y ayudarme a cuidar ahora de vuestro nieto. Gracias por estar tan "atontaditos" con él, por poner esa carita cuando lo veis e incluso por ignorarme cuando os hablo porque estáis con la baba caída mirándole. Me siento muy feliz por haberos podido hacer abuelos por fin. Y gracias también a ti, al Señor Papá. Gracias sobre todo por haberme dado el privilegio de tener al Señor Bebé. Sin ti hubiera sido imposible. Gracias por ser y estar. Gracias por darle esos besos que le llegan a agobiar, y gracias por mecerlo en esas raras posturas que le sirven para dormir. Gracias por haber creado conmigo nuestra pequeña y particular familia de tres.

Con todo, sólo puedo desear y pedir salud para el nuevo año, pues cuando hay salud hay fuerza para seguir adelante y luchar contra esas adversidades que la vida nos pone en el camino. Salud para los míos y para todos vosotros. Salud para avanzar y vivir siendo felices. ¡Feliz 2015!




8 comentarios:

  1. GRACIAS A TI , ERES JUNTO AL SEÑOR BEBE, LA RAZÓN DE MI VIDA, BESOS 💋

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito lo que has escrito (y tu chico también! Olé el papá que lee el blog!!! jeje). Entiendo perfectamente todo lo que dices... A mí el 2014 también me ha traído lo mejor de mi vida.

    Nos seguimos leyendo!

    Feliz 2015♥
    María {La cajita de música}

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!
      Por supuesto, tú y yo compartimos motivos para pensar que 2014 ha sido el mejor año de todos :)

      Eliminar
  3. Preciosas palabras, el año que nace un hijo nunca se olvida. Ahora a por un nuevo año siendo familia, un besazo.

    ResponderEliminar

¿Me dejas un comentario?, ¡Gracias! :)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...